Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted on May 29, 2012 | 0 comments

Enfermeras, Farmacéuticos y el  camino hacia la prescripción “No-médica”.

Enfermeras, Farmacéuticos y el camino hacia la prescripción “No-médica”.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Por Juan Pablo Morales Montecinos*

El martes 15 de mayo se ingresó a la Cámara de diputados, el Boletín N° 8298-11 que busca establecer la facultad de prescribir medicamentos por los profesionales de la enfermería, sin duda una noticia importante, tendiente a proponer el desarrollo de nuevas habilidades y competencias para dichos profesionales, que hoy día ocupan un gravitante espacio dentro de los esquemas de Salud.

El concepto de “NON-Medical prescribing” y la experiencia internacional.

Este concepto que se refiere a aquella prescripción realizada por otros profesionales de la Salud que no son médicos, se entiende como una extensión de la “responsabilidad” de prescribir hacia enfermeras, farmacéuticos y otros profesionales de la Salud. Desde otras perspectivas, muchos países lo consideran como una medida que tiende a incrementar el acceso a medicamentos por parte de los pacientes y por otro lado a optimizar el uso de recursos profesionales. Esto último hace referencia a enfocar los esfuerzos de Médicos Cirujanos hacia labores más complejas y por otra parte a potenciar a otros profesionales sanitarios que cuentan con competencias en este campo pero que no son utilizadas, como es el caso de las enfermeras y farmacéuticos.

Sin duda que este proyecto representa todo un desafío para estos profesionales, que en la medida de ser bien implementado y otorgando las competencias necesarias puede ser una potente herramienta para mejorar el acceso.

Revisando la experiencia internacional, en países como USA, Canadá y Nueva Zelanda estas iniciativas se interpretan como el desarrollo de nuevos roles para estos profesionales, reconociendo cómo su práctica puede colaborar en el alcance de metas sanitarias con respecto a pacientes que hoy se ven enfrentados a barreras de entrada importantes para acceder a consultas médicas. Por otra parte, en paises como Cánada, Nueva Zelanda y Suecia, la acción de estos profesionales se circunscribe a cierto tipo de medicamentos que se definen en reglamentos y fórmularios.

También en estos mismos países, se promueve la acción del farmacéutico como un colaborador directo con el médico estableciendo una “sociedad terapéutica” en donde el médico se caracteriza por su expertiz en el diagnóstico clínico y el farmacéutico en el uso de fármacos. Dando pie a una interesante estrategia.

La situación en Chile.

Sin duda que es un proyecto desafiante y positivo, que a diferencia de la tendencia mundial, por el momento considera solamente a los profesionales de la enfermería, por lo que queda pendiente el revisar y discutir la inclusión del profesional farmacéutico en esta dinámica, lo que puede significar un cambio fundamental en su praxis profesional actual. Para que aquello sea una realidad, es necesario re-estudiar el modelo de Farmacia actual y adecuarlo para el alcance de este objetivo. El asumir este desafío representa una gran oportunidad para el profesional farmacéutico, hacia su mayor inclusión efectiva dentro del equipo sanitario.

Finalmente, será necesario el discutir la oportunidad de entrenamiento y como estos profesionales refuerzan las competencias adquiridas durante su formación, para que esta iniciativa pueda contribuir de forma positiva.

Un tema que sin duda, de ser mirado globalmente, puede tener alcances muy positivos para potenciar, nuevos roles profesionales, el acceso a medicamentos y la racionalización de recursos sanitarios.

*Químico Farmacéutico, MBA- Magister  Salud y miembro del equipo de CEPFAR .

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *