Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted on Sep 10, 2012 | 0 comments

Escenario post colusión: ¿y ahora qué?

Escenario post colusión: ¿y ahora qué?

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Por Juan Pablo Morales Montecinos*

En un fallo unánime, la tercera sala de la Corte suprema ha ratificado la sentencia dictaminada por el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) por colusión sobre las cadenas de Farmacia Cruz Verde y Salcobrand, que significarán multas por US$20 millones cada una. Esto sin duda, que es un reconocimiento al trabajo realizado por la fiscalía Nacional Económica (FNE), quienes en un trabajo profesional y serio, calificado como “desgastante” por el propio fiscal económico Felipe Irarrázaval, lograron recopilar los antecedentes necesarios para generar una acusación contundente en contra las cadenas coludidas.

En un precedente importante en la historia de la libre competencia en nuestro país, toda vez que la magnitud de las multas son importantes y significantes en comparación a las utilidades obtenidas por las cadenas durante el episodio que pudo ser identificado y demostrado como el episodio de la “colusión”- entre los años 2007 y 2008- cercanas a los 67 millones de dólares (utilidades sólo por alza en el grupo de 206 medicamentos) . Sin embargo suena como una multa baja en proporción a las utilidades de estas empresas y como lo reflejaron las palabras del propio ministro de salud Mañalich, quien señaló que este “era un castigo marginal”.

No obstante, si revisamos la historia, es preciso recordar que este no es el primer episodio de colusión protagonizado por las cadenas de farmacia en nuestro país, sino que es el segundo, ya que el primero fue acreditado durante el año 1995, cuando Farmacias Ahumada , Salco y Brand (antes de la fusión)  fueron condenadas a pagar 2.000 U.T.M y Cruz Verde sólo 1.000 U.T.M.  Claramente, las multas actuales superan con creces las de aquél entonces (pleno gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle).

El dato anterior nos debe sin duda hacer reflexionar sobre una clase de comportamiento que debe ser seguido constantemente, ya que demuestra un cierto patrón de conducta que está dirigido a actuar conjuntamente con el fin de aumentar las utilidades (vía aumento concertado de precios) en donde actores oligopólicos de carácter dominante por medio de la acción colutiva adoptan un comportamiento monopólico. Comportamiento que ha destruido a competidores pequeños (farmacias independientes) y por otro lado afectado el interés de la ciudadanía,  que no puede prescindir de medicamentos que son bienes relacionados con la recuperación de su salud.

Sobre lo anterior, nace una multitud de interrogantes que hacen necesario que como sociedad seamos capaces de encontrar respuestas. En primer lugar es necesario analizar y regular ésta y otras prácticas que explican este escenario y que han convertido a esta tres cadenas en actores de gran poder no tan sólo económico sino que además de fuerte influencia en nuestra sociedad. ¿Como se explica entonces, que los principales actores invitados a la discusión parlamentaria sobre la regulación a farmacias en la comisión de salud de la Cámara de diputados sean los propios gerentes de estas tres cadenas de farmacia?. (Ver nota 1) ¿Cómo se explica la ausencia de actores sociales independientes?  Sin duda que este es un antecedente preocupante.

El Rol de la FNE y los laboratorios.

Sin duda, que es necesario fortalecer este organismo y dotarlo de mayores competencias para el aumento de la capacidad de prevención, seguimiento y fiscalización de este tipo de conductas como forma de evitar conductas de peligro sobretodo en un mercado sensible como el de los medicamentos y la salud. Lo anterior con el objeto de evaluar constantemente la concentración de este sector y las interacciones entre los diversos agentes como lo son las cadenas de farmacia y  laboratorios farmacéuticos. Estos últimos pese a no ser sancionados en la sentencia de la FNE, aparecen claramente como un actor de relevancia en cuanto a la exigencia de precios sugeridos entre otras conductas señaladas por el Juez Sergio Muñoz, quien hizo hincapié en la necesidad de esclarecer su rol en este episodio. (Ver nota 2)

Pendientes: la ciudadanía y consumidores.

No obstante ser los principales perjudicados por alzas de precios y los efectos de la concentración de este sector, alzas de precios concertadas y cobros indebidos, la ciudadanía y los consumidores no han sido reparados no protegidos eficazmente. Si bien la multa es una señal, actualmente no existen iniciativas que realmente regulen este sector. Por un lado la ley de fármacos (que será objeto de una próximo análisis) no presenta mayores acciones para contrarrestar este tipo de interacciones que originaron la colusión, sino que además el único proyecto de ley tendiente a eliminar algunas barreras de entrada para el ingreso de nuevos competidores enfrente un rechazo importante bajo acusaciones de lobby y presiones para frenar su aprobación en el parlamento. (Ver nota 3.)

Este escenario representa un desafío, en cuanto a que es necesario generar los acuerdos y caminos para evitar que en unos años más estemos nuevamente hablando de colusión de los agentes involucrados en este mercado, que en el futuro incluso de aprobarse la ley de venta de medicamentos fuera de las farmacias podría involucrar incluso a los nuevos entrantes, de no mediar acciones preventivas y de seguimiento sobre la concentración de este sector como asimismo  el tipo de interacciones entre los diversos agentes involucrados en este sector. En último lugar es fundamental esclarecer el rol que aquí han jugado los laboratorios farmacéuticos toda vez que, aunque hayan prescrito los plazos legales, el conocer su papel en este tipo de acuerdos resulta útil para la generación acciones regulatorias preventivas y de fiscalización.

 *Químico Farmacéutico U. de Chile. MBA/ Magíster en Dirección y Gestión en Salud. Director Ejecutivo ONG Políticas Farmacéuticas.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *