Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted on Ene 9, 2015 | 0 comments

“La sostenibilidad de la Ley Ricarte Soto, estará sujeta a la promoción de una política de genéricos intercambiables y biosimilares”

“La sostenibilidad de la Ley Ricarte Soto, estará sujeta a la promoción de una política de genéricos intercambiables y biosimilares”

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

PDF de este artículo.

Sin duda que el ingreso a trámite legislativo de la ley Ricarte Soto, es una buena noticia para los pacientes que se ven enfrentados a precios inasequibles de medicamentos que son necesarios para enfrentar enfermedades de alto costo. No obstante, es necesario entender que la la sostenibilidad de esta iniciativa estará sujeta  a la promoción de una política de genéricos intercambiables y biosimilares, como forma de promover la competencia y evitar el abuso de posición dominante de laboratorios innovadores (y con protección de patentes) que se puede traducir en precios artificialmente elevados.

Existe importante evidencia sobre los efectos positivos que pueden tener sobre el acceso a medicamentos y la generación de ahorros en el gasto farmacéutico del estado y las personas la promoción de adecuadas políticas para genéricos intercambiables y biosimilares. Respecto a los primeros el estudio publicado recientemente  por nuestra ONG  demuestra que es necesario perfeccionar la política con respecto a la Bioequivalencia en Chile.

Un estudio publicado en el año 2014, en la prestigiosa revista de la American Society of Health-System Pharmacists, reveló que casi el 70% del gasto en  medicamentos  de los Hospitales de Estados Unidos (No federales), se concentra en 10 categorías terapéuticas relacionadas con Agentes Anti-neoplásicos (de uso en cáncer), modificadores hemostáticos, Anti-infecciosos, factores sanguíneos, Agentes Gastrointestinales y medicamentos  Biológicos , entre otros. Los medicamentos biológicos por si sólo concentran el 4,7% de dicho  gasto.

Desde la perspectiva de desarrollo de la industria y la tendencia de configuración organizacional de este sector industrial, permite vislumbrar que el desarrollo de futuros fármacos será de forma preponderante orientada a los medicamentos biológicos, sobre todo para enfermedades complejas, por lo que las enfermedades de alto costo (debido al precio de sus medicamentos) serán cada día más comunes.

Es preciso adelantarse y apostar como país hacia la promoción de genéricos intercambiables y biosimilares. Recordemos que cada peso que se paga en exceso por el precio de un medicamento elevado es un peso que se deja de invertir en la construcción de hospitales y contratación de especialistas entre otros campos urgentes.

Por Juan Pablo Morales Montecinos.

Director ONG Políticas Farmacéuticas.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *